La percepción: realidad subjetiva

 

El hombre observa la naturaleza y su entorno. Su capacidad de observación está en función de su tamaño y de su formación; ambas cosas son determinantes a la hora de percibir la realidad.

En la plástica sucede algo semejante: todo dependerá de la concepción de la que partamos, la idea al respecto, cómo queramos expresarla, en qué, con qué y cómo, y también desde dónde.

A pesar de todo, la persona tiene un conocimiento limitado del espacio, incluso del entorno que conoce, pues aunque lo mira, suele tender a interpretar lo que ve. Cuando esto ocurre debe concentrarse y buscar la verdadera esencia de lo que está viendo pese a que es inevitable que aparezcan rasgos subjetivos en cada obra de arte.

Compartir::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies